Cómo sellar las fugas de aire con masilla

Dificultad del proyecto: Fácil

Ahorros de energía estimados: 5-20%*

Tiempo: 1 a 2 horas

Materiales necesarios: Pistola de masilla, masilla, espátula, pincel rígido o destornillador grande, toallas de papel o paño

Según el U.S. Department of Energy, hoy en día una familia típica en Estados Unidos gasta casi $2,000 por año en facturas de energía (gas y electricidad). Lamentablemente, parte de ese dinero se desperdicia por fugas en las ventanas y puertas, electrodomésticos antiguos y sistemas de calefacción y enfriamiento ineficientes. 

Reemplazar las ventanas y electrodomésticos viejos por otros más eficientes en el consumo de energía no siempre es económico, pero usar masilla para sellar fugas puede ser una excelente forma de ayudar a tu familia a ahorrar dinero en facturas de energía. 

Así que toma tu pistola de masilla y dedica una hora más o menos a sellar las fugas de aire de tu casa. Te sorprenderá cómo un pequeño esfuerzo puede lograr una diferencia significativa en la cantidad de energía que se consume en tu casa. Con los siguientes pasos, tomados de un proyecto del U.S. Department of Energy que puedes hacer tú mismo, podrás comenzar fácilmente.

  1. Limpia todas las áreas donde debas aplicar masilla. Usa una espátula, pincel rígido o destornillador grande para quitar la masilla y pintura viejas. Es importante asegurarte de que el área esté completamente seca antes de aplicar la masilla para no sellar humedad dentro. 
  2. Corta la punta del tubo de masilla en un ángulo de 45 grados e insértalo en la pistola de enmasillado. Si esta es la primera vez que usas una pistola de masilla, practica cómo aplicar masilla sobre una toalla de papel primero.  
  3. Sostén la pistola de enmasillado a un ángulo de 45 grados contra el borde limpio y seco que debas sellar. Presiona el gatillo de la pistola de masilla y con un movimiento hacia atrás desliza la boquilla a lo largo del sello de la ventana. La masilla debería meterse inmediatamente en la grieta al salir del tubo, si la estás aplicando correctamente.
  4. Cada dos pies de distancia, empuja la masilla que acabas de aplicar hacia adentro de la grieta con un dedo húmedo, cuchillo u otro objeto. 
  5. Usa un paño húmedo para limpiar cualquier exceso de masilla de inmediato, porque es difícil eliminarla una vez que se seca. 
  6. Típicamente, la masilla se seca por completo en 12 a 24 horas, dependiendo de la temperatura del aire y la humedad. Lee las instrucciones del paquete de masilla para obtener más información. 

Si no estás seguro de qué ventanas u otras áreas tienes que sellar con masilla, DIY Network sugiere sostener una vela encendida cerca de donde crees que puede haber grietas un día de viento. Si la llama se mueve hacia ti, lo más probable es que esté pasando el aire. Puedes concentrar tus esfuerzos de enmasillado en esas áreas.  


*El U.S. Department of Energy dice que puedes ahorrar hasta 20% de los costos totales de energía con este proyecto, pero tus ahorros dependerán del estado de tu casa y del tipo y estado de tu unidad de calefacción y enfriamiento. https://energy.gov/energysaver/projects/savings-project-how-seal-air-leaks-caulk